UN MEJOR USO DEL OXIGENO MEJORA LA SUPERVIVENCIA DE LOS BEBES PREMATUROS

Deja un comentario

octubre 11, 2010 por edhwin77

Dispositivos de presión positiva continua (CPAP). Una alternativa inicial eficaz a la terapia de ventilador.

Investigaciones recientes aclaran un poco cómo utilizar mejor el oxígeno para tratar a los bebés extremadamente prematuros. Los médicos informan que niveles más elevados de oxígeno mejoran las probabilidades de supervivencia de los bebés, pero aumentan las probabilidades de que sufran de daño ocular.

Sin embargo, también señalaron que un tratamiento utilizado para ayudar a los adultos que sufren de apnea del sueño es tan eficaz como el tratamiento tradicional con ventilador para estos bebés y quizás cause menos complicaciones. El tratamiento utiliza una máquina de presión positiva continua de las vías respiratorias para introducir aire en la nariz del bebé e inflar los pulmones con suavidad.

Hasta ahora, este tratamiento “se había mostrado promisorio para tratar la dificultad respiratoria en los bebés prematuros, pero nunca se había comparado con la terapia de ventilador en este grupo de pacientes”, señaló el Dr. Alan E. Guttmacher, director en funciones del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver, en un comunicado de prensa de la institución, que ayudó a financiar el estudio.

El estudio indica que el tratamiento “es una alternativa inicial eficaz a la terapia de ventilador para los bebés muy prematuros de 24 a 27 semanas de edad de la gestación”, aseguró Guttmacher.

“Durante décadas, equilibrar los beneficios del suplemento de oxígeno contra los riesgos en estos bebés muy prematuros ha sido una inquietud de los médicos”, señaló en el comunicado de prensa la Dra. Susan B. Shurin, directora encargada del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre. “Los resultados de este gran ensayo clínico de bebés nacidos con un peso extremadamente bajo ayudarán a tomar decisiones administrativas informadas para mejorar las probabilidades de supervivencia y reducir las complicaciones asociadas con problemas de la respiración en estos vulnerables pacientes”.

Los investigadores llegaron a sus conclusiones tras estudiar a 1,316 bebés nacidos entre la semana 24 y la 27 del embarazo, en lugar de en el momento normal a las 40 semanas. Los estudios serán publicados en línea el domingo en la revista New England Journal of Medicine, para coincidir con su presentación el domingo en la conferencia internacional de la American Thoracic Society en Nueva Orleáns.

 

Fuente: Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development, news release, May 16, 2010

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: